•  

Planificar un sistema de suministro de agua potable

El propósito de la Regulación de agua potable es proteger la salud humana de los efectos perjudiciales del agua potable contaminada. Esto se consigue garantizando la potabilidad y pureza continuas para el consumo humano en el punto de uso. El agua potable es un alimento perecedero sin fecha de caducidad impresa en él. Además de los altos requisitos de las instalaciones de agua potable, los sectores médicos y de atención a la salud imponen estándares estrictos de higiene y operatividad para todos las griferías e instalaciones.

El sector de atención a la salud imponen requisitos aún más altos sobre la calidad del agua potable.

La especial importancia de asegurar la más alta calidad posible de agua potable en el sector de atención a la salud se refleja también en la posición prominente de la legislación alemana sobre la prevención de enfermedades infecciosas, que determina en esencia los requisitos detallados sobre el manejo y uso del agua potable. La implementación de los estándares de higiene ha sido confiada al Robert Koch-Institut, cuyas recomendaciones oficiales (las llamadas "Krankenhausrichtlinien” o "directrices hospitalarias") se toman en cuenta en las regulaciones técnicas. Dada la exposición de los empleados al agua, los estándares relevantes de Salud y seguridad juegan un papel importante en el proceso legislativo, la Regulación sobre la Modificación de la Regulación de agua potable alemana del 21 de mayo, 2001, fue publicada el 28 de mayo de 2001 como implementación de la Directiva europea de agua potable en la legislación alemana. La Regulación de agua potable (TrinkwV 2001) entró en vigor el 1 de enero de 2003.


La nueva regulación incluye numerosos cambios importantes para los sistemas de suministro de agua potable:
  • Rango de aplicaciones ampliado, de forma que su cobertura se extiende hasta la conformidad de la grifería final con la regulación.
  • y por tanto el deber de mantener la calidad del agua potable en los sistemas de abastecimiento en un edificio es ahora responsabilidad del propietario u operador del sistema.
  • Los sistemas nuevos y existentes para el uso de agua de lluvia y agua industrial ahora deben reportarse al Departamento de Salud Pública alemán.
  • Requisitos más estrictos sobre la calidad del agua potable.
  • Se requieren materiales específicos para ciertos tipos de agua (ver también DIN 50930 Parte 6).
  • Deber de notificación del operador hacia el Departamento de Salud Pública alemán en caso de superar los límites máximos de contaminación química y microbiológica por ejemplo en el caso de producirse legionela o pseudomonadaceae.
  • Aumento de la supervisión de los sistemas de suministro de agua potable, sobre todo los sistemas que suministran agua para el uso del público general.
  • Los usuarios de los sistemas de agua potable serán notificados sobre las actividades de tratamiento de agua como la adición de desinfectantes.
  • La responsabilidad de mantener la calidad del agua potable en una instalación en un edificio es ahora del operador.


La Sección 4 de la Regulación de Agua Potable alemana trabaja sobre el supuesto de que cualquier agua potable que va a ser distribuida cumpla con los parámetros e indicadores microbiológicos y químicos especificados en la Regulación. También asume que el abastecimiento, tratamiento y distribución de agua cumple con una gama de criterios técnicos generalmente establecidos. La instalación en un hogar o institución se considera la etapa final de la distribución de agua.

Los estándares y hojas de información listados aquí se consideran criterios técnicos establecidos para la planificación, configuración y operación de sistemas de suministro de agua potable. Para actualizar su criterio técnico e implementar los estándares europeos relevantes, el Comité de estándares del agua para los Estándares DIN alemanes ha decidido revisar y consolidar todos los estándares en conexión con los sistemas de suministro de agua potable. Además, probablemente a esto le sigan importantes cambios posteriores. Los peligros para la salud de los sistemas de suministro de agua potable pueden producirse debido a diferentes factores. Los cambios físicos incluyen, por ejemplo, aumentos de temperaturas en el rango de agua fría.

Los cambios químicos se indican mediante el aumento de concentraciones de iones de metal y el estancamiento es un signo de cambios microbiológicos. Algunos problemas importantes en este contexto son la planificación profesional de forma que se adapte a una aplicación especial concreta, la selección de los productos y materiales adecuados, una realización impecable a la hora de realizar la instalación y el uso de un sistema de suministro adecuado para su propósito. Servicio y mantenimiento por un lado, y operación y uso por otro, juegan papeles esenciales. Esto último sólo puede ser asegurado por el operador.

Standards & Guidelines